viernes, 10 de junio de 2011

SANTA VICTORIA, VIRGEN MÁRTIR


(-253)

Contra su voluntad fue ofrecida como esposa a un pagano llamado Eugenio pero ella no quiso casarse ni ofrecer sacrificios a los ídolos. Por tal causa su mismo novio la acusó de ser cristiana y mandó apuñalarla en el corazón. Previamente, Victoria -según cuenta la leyenda- obró numerosos milagros que movieron a muchas jóvenes a ofrecer su virginidad y su vida a Dios. Su martirio ocurrió en Roma el año 253.

SAN LACTANCIO, MÁRTIR

El cuerpo de San Lactancio, niño mártir, se encuentra en la Embajada de España ante la Santa Sede.


viernes, 3 de junio de 2011

SAN ALONSO DE OROZCO


(1500 †1591)
Fiesta: 19 y 22 de Septiembre

Escritor y sacerdote de la orden de San Agustín

Nació en Oropesa, en la provincia de Toledo, el 17 de octubre de 1500, y falleció en Madrid el 15 de septiembre de 1591. Cursó estudios de Teología en Salamanca y a los 22 años tomó los hábitos de los Ermitaños de San Agustín. Fue pintor en los conventos de Soria, Medina del Campo, Sevilla, Granada y San Felipe (Madrid) y consejero del rey Felipe II. Precisamente fue Felipe II quien se empeñó en «promocionarlo» y le ofreció obispados, no aceptó ninguno y después le quiso proponer para que ocupase la silla arzobispal de Toledo, lo que implicaba el cardenalato.

Tras su ordenación se entregó en cuerpo y alma a la enseñanza y la predicación. Gozó de gran prestigio como predicador y asceta y escribió numerosos libros, entre los que destacan «Vergel de oración y monte de contemplación». Fue un requerido confesor debido a su profundo conocimiento del alma y a su evidente bondad. Dirigió como prior cuatro casas de los agustinos y fue predicador de la Corte. Falleció a los 91 años.

Beatificado por Leon XIII en Enero 15, 1882.
Canonizado por Juan Pablo Segundo en Mayo 19, 2002.
El cuerpo de Alonso de Orozco se conserva incorrupto, y cuyo cuerpo estaba flexible doce años después de su muerte.

BEATO ANTONIO BONFADINI DE FERRARA


Sacerdote
El "Santo de Cotignola"
(1400 †1482)
Fiesta: 1 de Diciembre

La familia Bonfadini era muy distinguida en Ferrara, donde nació Antonio en 1400. En la universidad local se laureó en 1439. A los 37 años entró entre los Hermanos Menores en el convento del Santo Spirito en Ferrara y se distinguió por la fidelidad a la regla franciscana, por su espíritu de oración y su provechosa predicación.

Ordenado sacerdote, fue atraído por la predicación de San Bernardino de Siena, que había producido un despertar maravilloso de virtudes también entre sus cohermanos. Comenzó de inmediato a recorrer los caminos de Italia como predicador de la divina palabra.
Es el siglo XV, el siglo de oro de la predicación y de la santidad franciscanas. Antonio se integró en esta estela luminosa. Baste recordar la tríada espléndida: San Jaime de la Marca, San Juan de Capistrano y San Bernardino de Siena. En semejante clima no es de admirar que Antonio se sintiese atraído a la santidad. Este intenso y fructuoso apostolado desempeñado en estas regiones de Italia duró algunos decenios, y llevó muchísimas almas a una renovación de la vida cristiana.

Sus superiores le enviaron en misión a Tierra Santa, para que extendiera su apostolado también a los pueblos a los cuales todavía no había llegado la luz del Evangelio. Es más fácil imaginar que describir la emociones espirituales de Antonio recorriendo los mismos caminos de Palestina que Cristo, la Santísima Virgen y los Apóstoles habían recorrido, meditando la vida, la Pasión y la muerte de Cristo Hombre-Dios.

No sabemos con certeza cuánto tiempo permaneció en Palestina, qué actividades desempeñó. Su edad muy avanzada lo hacía incapaz de una actividad apostólica normal, quizás por eso decidió regresar a la patria. Lleno de méritos y de años con profundo pesar, emprendió el viaje de regreso, que fue más pesado que el de ida. Su meta debía ser el convento de Ferrara, donde deseaba terminar sus días. Al llegar a Italia, olvidándose del cansancio, de las enfermedades y de los años, reemprendió con renovado ardor su apostolado de predicación en las cuidades y campos. Fue inmenso el bien realizado en este final de su vida. Agotadas sus fuerzas, entregó su alma a Dios en Cotignola, en el Hospital de los Peregrinos el 1 de diciembre de 1482. Tenía 82 años de edad.

Un año después, su cuerpo permanecía incorrupto. En su sepulcro se obraron muchos milagros. Algunos años más tarde, los franciscanos fundaron un convento en Cotignola y trasladaron los restos del beato a su iglesia. El Papa León XIII aprobó su culto el 13 de mayo de 1901.

BEATA MAGDALENA CATARINA MORANO


(1847 †1908)
Fiesta: 15 de Noviembre - 26 de Marzo

Nacida en Chieri (Turín) el 15 de noviembre de 1847, Magdalena Catalina Morano inicia desde joven entre los pequeños del lugar, Butigliera, un aprendizaje pedagógico que marcará toda su vida, de un modo especial después de obtener su diploma de maestra.
Rica en experiencia didáctica y catequística, a los treinta años pudo coronar su deseo de consagración que se remonta a su primera comunión.
En 1879 es ya Hija de María Auxiliadora y le pide al Señor la gracia de mantenerla “en vida hasta que no haya colmado la medida de la santidad".
Destinada en 1881 a Sicilia, inicia una fecunda obra educativa entre las niñas y las jóvenes de ambientes populares. Dirigiendo siempre "una mirada hacia la tierra y diez hacia el cielo", abre escuelas, oratorios, internados y centros en todos los rincones de la isla. Nombrada superiora provincial asume también el esfuerzo formativo de las nuevas y abundantes vocaciones, atraídas por su celo y por el clima comunitario creado a su alrededor.
Los obispos aprecian y estimulan su apostolado multifacético confiando a su evangélica inventiva toda la obra catequética.
Gravemente perturbada por una afección tumoral, concluye en Catania, el 26 de marzo de 1908, una vida de total coherencia, transcurrida en su intento de “no poner jamás obstáculos a la acción de la gracia, cediendo a su egoísmo personal”.
En esa misma ciudad, el Papa Juan Pablo II la proclamó beata el 5 de noviembre de 1994.
La celebración de su memoria litúrgica es el 15 de noviembre.

Debido a un tumor, Sor Morano murió en Catania el 26 de marzo de 1908. A su muerte ese año, había en Sicilia 18 Casas, 142 Hermanas, 20 novicias y 9 postulantes. En la ciudad donde murió, Juan Pablo II la proclamó Beata el 5 de noviembre de 1994. Sus restos son venerados en Ali Terme (Catania)

Su cuerpo es venerado en la Capilla de las Hijas de María Auxiliadora de Alì Terme (Catania).

SIERVA DE DIOS, ANGELA IACOBELLIS


(1948 † 1961)
Fiesta: 27 de Marzo

Nacida a Roma el 16 octubre 1948. Su rostro hermoso era el espejo de su pureza y de la sensible humanidad que la animaba.
Amó a la Virgen Santísima. En un modo incomparable vivo y sentido. El Rosario la acompañó en todo el breve Peregrinaje en la tierra.
Exhuberante de vida irradió optimismo y coraje sobre todos que los que tenían la fortuna de conocerla.
Sufrió con paciencia y dolores atroces de la leucemia, con igualmente heroísmo y se separó gratamente de todo que lo que había immensamente amado.
Cuanta dignidad y conocimiento en sus largos y heroicos silencios!... Predicó tacendo y con el ejemplo.
A menudo utilizó decir:
Todos aquellos que tengan de las penas y fastidios que vengan a mi porque yo me ver´r con JESUSy verán que los leones "se convertirán angelitos!".

Voló al "Señor" el 27 marzo 1961, en Nápoles. Lunes Santo a las 10:20 am.

El 21 de Noviembre de 1997, el cuerpo de Angela fue encontrado intacto

SANTA UBALDESCA O UBALDESCA TACCINI



(1136†1206)
Fiesta: 28 de Mayo

Propuso un modelo de vida estrechamente fiel al mensaje de pobreza y renuncia predicado por Jesús.

Nació en el pueblo de Calcinaia (Pisa, Italia), el 23 de mayo de 1136, en el seno de una humilde familia cristiana y fue hija única.
Siendo aún muy pequeña, solía ejercitar su alma con la práctica continua de la oración y mortificar su cuerpo con constantes ayunos, si bien lo que más la distinguió fue su caridad hacia los más pobres y los enfermos.

A la edad de 15 años se sintió llamada por el Señor a entrar en la Orden jerosolimitana de San Juan, instituida hacia el 1099 en Jerusalén, cerca de la iglesia de San Juan Bautista, bajo la Regla de San Agustín; dejó entonces Calcinaia y se trasladó a la ciudad de Pisa, formándose en la iglesia del Santo Sepulcro.

Se la conoció enseguida en muchos sitios por su fama de curar enfermedades graves que causaban grandes calamidades en aquella época y, según la tradición oral, durante su estancia en el convento le fueron atribuidos muchos milagros como: convertir el agua en vino imitando al Mesías, tener el pan durante tres días dentro del horno sin quemarse y sacar agua de un pozo seco.

Lo realmente cierto es que durante los 55 años de vida religiosa, Ubaldesca practicó en el monasterio y en el "hospital" de la ciudad la humildad y la caridad, mortificando de continuo su cuerpo con ayunos intensos y prolongados.
Murió el 28 de mayo de 1206, día de la Santísima Trinidad, y al fallecer, cuenta la leyenda, su alma fue arrebatada al cielo en un carro de gloria y se multiplicaron las curaciones extraordinarias legadas a su nombre, por lo que fue proclamada santa por aclamación popular.
Se la invoca como protectora del pan y el vino, debido a los milagros referidos, de los comerciantes de lana, quienes llevaron su devoción hasta España, y contra las fiebres maltas y la peste.

Algunas de sus reliquias fueron trasladadas a Malta (1587), concediendo el Papa Sixto V (1585-1590) la indulgencia plenaria a cuantos visitaran la iglesia maltesa el día 28 de mayo, es decir, el día que se le ha consagrado como su festividad litúrgica, la cual también es conmemorada con gran solemnidad en Les Useres (Valencia, España), donde conservan igualmente una reliquia suya, y en Calcinaia, su pueblo natal.

SANTA JUSTINA, VIRGEN Y MÁRTIR


Fiesta: 27 de Julio

Se le representa con una palma. "El santo cuerpo" es venerado en la iglesia parroquial de Bellusco (MI) desde el 1808. La memoria litúrgica de esta santa es celebrada inicialmente el veintisiete de julio (aniversario de la llegada de su santo cuerpo), fue transferido entonces el primer domingo de septiembre con el decreto de la Sagrada Congregación de Ritos en la fecha del veintiocho de mayo del año de 1816.
Es venerada en Bellusco (Diócesis de Milán). Esta foto es del ciento noventa aniversario del descubrimiento del cuerpo que se conserva en la Iglesia Parroquial.

SAN PEDRO JULIÁN EYMARD


Sacerdote y fundador
(1811 †1868)
Fiesta: 2 de Agosto

Nació en La Mure, al este de Francia, por donde poco antes (1799) había pasado el papa Pío VI, prisionero del Directorio -órgano ejecutivo del gobierno republicano francés desde el 1795-, dando bendiciones, y poco después (1815) pasó también Napoleón, el fugado de la isla de Elba, con cantos bélicos triunfales. Pedro fue hijo de un labrador arruinado que cambió el oficio por el de afilador ambulante -de algo hay que vivir- y contrajo segundas nupcias con una buena mujer de pueblo que le dio a Pedro nacido entre hermanastros.

La familia no le facilita realizar su vocación religiosa; piensan que ellos son suficientemente pobres y no están para muchos dispendios, que es imposible prescindir de la ayuda que el hijo debe reportar al peculio familiar y afirman que también se puede agradar a Dios sin necesidad de buscar situaciones extremas. Pedro él es terco en su deseo. A escondidas va alternando el oficio de afilador con estudios ocultos.

El P. Guibert -futuro cardenal de París, ahora sólo un sacerdote joven-, ha pasado por el pueblo cuando Pedro tiene ya dieciocho años y, conociendo las delicadezas de Pedro con la Virgen María, avivó el incendio interior facilitando que el chico pudiera entrar en el noviciado de María Inmaculada de Marsella; pero una enfermedad lo puso al borde de la muerte y debió regresar a su casa.
Recuperada la salud, entró por fin en el seminario de Grenoble y recibió la ordenación sacerdotal en el año 1834. Es Cura de pueblo, estuvo en las parroquias de Chatte como coadjutor y como párroco rural en Montereynard; pero se muestra inquieto, como en búsqueda continua de algo que aún no sabe. Entró en contacto con el Cura de Ars y arraigó entre ellos una fuerte amistad. Llegó a entrar en el noviciado de los maristas de Marsella haciéndose miembro de la Sociedad de María; lo hacen director del colegio de Belley, Superior Provincial, Director de la Tercera Orden de María en Marsella, ciudad tan revuelta por las desatadas pasiones de la primera mitad del siglo XIX. Ejerce un intenso y amplio apostolado en la ciudad preferentemente entre los presos, enfermos y obreros. Con la señorita Jaricot funda un instituto que luego asumiría la Santa Sede como la Obra Pontificia para la Propagación de la Fe.

En un ambiente impregnado de utilitarismo, que se propone endiosar la razón y que rezuma anticlericalismo por todos los poros, llegando al desprecio de lo sobrenatural, Pedro se ha pronunciado por lo que el mundo juzga despreciable, nada práctico y cosa propia de otra época perteneciente al decrépito pasado.
Consultando a sus superiores previamente y al papa Pío IX después, funda la Congregación del Santísimo Sacramento que tiene como fin la adoración continua y permanente el Señor presente en la Eucaristía; para ello hace falta contar con sacerdotes piadosos, llenos de fe y deseosos de adorar con hambre de reparación. Y a ello se dedica. No le es difícil sólo por el ambiente laico propiciado desde lo más alto del Imperio como una de las consecuencias de la Restauración; también le llegaron primero los cansancios y aburrimientos de los que pensaron que aquello era una cosa más, probablemente pasajera y sin mucha entidad; luego vinieron las incomprensiones de los buenos; después la terrible y frecuente plaga entre los clérigos de los celos que, como sucede casi siempre, terminaron en traiciones y calumnias.

Pero hace falta -piensa Pedro- instruir a la gente con verdadera doctrina porque la ignorancia es el principal de los males que está comprometiendo la fe, la piedad, la vida cristiana, la política y la vida social, permitiendo la manipulación de los ignorantes. Piensa que es preciso ocupar todos los púlpitos de las iglesias, sacar a Jesús Sacramentado del Sagrario, pero no como una momia, sino vivo, resucitado, presente y real. Hay que desempolvar la fe en Cristo Salvador presente en la Eucaristía; peregrino de ella, quemará sus energías por toda Francia, dejando tras sí asociaciones de sacerdotes, religiosas, hombres y mujeres seglares que tengan como finalidad exclusiva la adoración permanente a y agradecida al Señor Sacramentado.

jueves, 2 de junio de 2011

SAN JOSÉ MARÍA TOMASSI


Cardenal Teatino
(1649 † 1713)
Fiesta: 3 de enero

El insigne servidor de Dios José María Tomasi, Cardenal, a quien el Papa Pío VII decoró con los honores de los Beatos en el año 1803, y a quien hoy el Sumo Pontífice Juan Pablo II inscribe solemnemente en el libro de los Santos, nació en Licata, Sicilia, diócesis de Agrigento, el dia 12 de septiembre de 1649, hijo primogénito de Julio Tomasi y de Rosalía Traina, Príncipes de Lampedusa y Duques de Palma de Montechiaro. Ya desde su infancia, su espíritu aspiraba a ser pequeño en el Reino de Dios, y a servir no a los reyes de la tierra, sino al Rey del Cielo. Cultivó en su corazón ese piadoso deseo hasta que obtuvo el consentimiento paterno para seguir su vocación a la vida religiosa. Después de haber renunciado, mediante documento notarial, al principado que le pertenecía por herencia, y al riquísimo patrimonio familiar, entró en la Orden de Clérigos Regulares Teatinos, fundada por S. Cayetano de Thiene en el año 1524. Emitió la profesión religiosa en la casa teatina de S. José de Palermo el día 25 de marzo de 1666. Cuando después de haber tomado parte a la Capilla Papal de la Vigilia de Navidad en la Basílica Vaticana, atacado por violenta pulmonía, expiraba santamente en su residencia del palacio Passarini de via Panisperna. Era el día 1 de enero de 1713. Después de haber superado vicisitudes y dificultades de diverso tipo, Pío VII, aprobados dos milagros atribuidos a la intercesión del Ven. Cardenal Tomasi, lo proclamó Beato el día 29 de septiembre de 1803. Un nuevo milagro, atribuido a la intercesión del Beato José María Tomasi, fue aprobado, con decreto del 6 de julio de 1985, por el Santo Padre Juan Pablo II, para su Canonización.

Las reliquias de su cuerpo fueron trasladadas en el año 1971 desde la Basílica de su título, Santos Silvestre y Martín ai Monti, a la Basílica de S. Andrea della Valle de los Padres Teatinos, donde actualmente están expuestas a la veneración de los fieles.

SAN NARCISO DE GERONA, MÁRTIR



Obispo y mártir, de Gerona, San Narciso de Jerusalem
(+ 307)
Fiesta: 29 de octubre

Nació este Santo en la ciudad de Gerona, de donde fue obispo a la edad competente. En la persecución de Diocleciano trabajó San Narciso para animar a los fieles y sostener su fe entre tan rudos combates. Inspirado por Dios salió de Gerona con su diácono Félix y se encaminaron a Alemania, entrando en la ciudad de Augusta, según el aviso del Cielo. Con su predicación y milagros logró San Narciso multitud de conversiones, siendo la más notable aquella de Afra, pública ramera, la de Hilaria, su madre, tres criadas llamadas Digna, Eunomia y Eutropia, y la de Dionisio, tío de Afra, que todos fueron mártires. De regreso San Narciso a Gerona, fue recibido por su afligida grey con las mayores demostraciones de alegría. Tres años después, celebrando el santo sacrificio de la Misa, fue mortalmente herido con tres lanzadas, falleciendo el día 18 de Marzo, a principios del siglo IV. Su sagrado cuerpo, colocado en una preciosa capilla, se conserva incorrupto en Gerona después de tantos siglos, obrando Dios por su intercesión multitud de prodigios.

Aparte del sermón del abad Oliba, hay otro documento del siglo XI muy interesante, me refiero a la carta del obispo Berenguer Wilfred de Girona que escribió al abad del Monasterio de San Ulrico y Santa Afra de Augsburg, después que este último solicitara las reliquias del santo. El obispo gerundense le contestó que le enviaba fragmentos de huesos y vestidos de San Félix (mártir de Girona, el apóstol africano), pero no del diácono San Félix, ya que el emperador Carlomagno se los llevó a Francia, y ni mucho menos podía enviarle huesos de San Narciso. En aquella "De nuestro gloriosísimo padre nuestro Narciso, pontífice y mártir de Cristo, enviamos fragmentos de los vestidos y de la estola que hay en el sepulcro, pero no hemos querido enviar partes de su cuerpo, y que hasta ahora se conserva incorrupto, por la gracia de Dios".
Se dice que Narciso murió a los 116 años.

En todas las fuentes consultadas se menciona que el cuerpo del santo fue encontrado incorrupto entre los siglos X y principios del XI. ¡Vaya pasada, encontrar un cuerpo incorrupto después de 7 siglos!. Sin lugar a dudas, este suceso habría hecho levantar la devoción a San Narciso entre todos los gerundenses que se habría aumentado en el siglo XII con la Cofradía de San Narciso y a lo largo de los años siguientes, más cuando en 1285 las tropas francesas entraron en Girona. Los soldados tuvieron que marcharse, aturdidos por las picadas de unas moscas que salieron de la tumba de San Narciso situada en la iglesia de San Félix.

jueves, 26 de mayo de 2011

SANTA MARÍA CRUCIFICADA PAOLA DE LA ROSA


(1813 † 1855)
Fiesta: 15 de diciembre

Etimológicamente significa “princesa de las aguas”, en lengua siria, y “jardín florido” en lengua latina y griega. Esta joven fundadora nació en Brescia, Italia, en 1813. La vida le aguardaba como una rosa que se abre para perfumar el ambiente de cuantos le rodeasen. Tuvo una valentía grande cuando a sus 17 años, el padre fue a presentarle un joven con el que debía casarse. Ella, en plan de rebeldía, fue a un buen consejero, el párroco, a pedirle su opinión. Este, que la conocía bien por sus obras de caridad en la parroquia y en su deseo de quedarse soltera por el amor de Dios, disuadió a su padre de su errónea decisión. Se hizo cargo de la fábrica que tenía el padre. Organizó de tal modo el trabajo de cada una que, incluso los domingos, las reunía para vivir la piedad y el amor de Dios de forma más intensiva. En la parroquia trabajaba a fondo perdido, con cheque en blanco. Su amor no era fruto de su juventud. Esto lo puso de manifiesto con motivo de una peste que asoló la ciudad. Era el año 1836. Iba a los hospitales a ayudar a todo el mundo. La gente se quedaba alucinada. Tras la peste, muchas personas quedaron huérfanas, sobre todo niñas,. ¿Qué hacer con ellas? Las autoridades pusieron en marcha talleres de formación y ocupación para la juventud. La encargada oficial fue Rosa. Y no creáis que era vieja. Contaba entonces con la bella edad de 24 años. Pero el trabajo, ayer como hoy, encuentra dificultades en las autoridades.

Ella, en lugar de venirse abajo, puso por su cuenta un internado para niñas y jóvenes pobres y chicas sordomudas. La gente veía en ella un modelo al que imitar. Monseñor Pinzoni exclamaba:" La vida de esta joven es un milagro que asombra a todos. Con una salud tan débil hace labores como tres personas robustas". A los 42 años estaba agotada. Y el 15 de diciembre de 1855 murió en el Señor.

SAN BENITO MORO DE PALERMO


(1526 †1589)
Fiesta: 4 de Abril

A este San Benito se le llama de Palermo, por la ciudad en que murió, o de San Fratello o San Filadelfo por el lugar en que nació, o también el Moro o el Negro por el color de su piel y su ascendencia africana. De joven abrazó la vida eremítica, pero más tarde pasó a la Orden franciscana. No tenía estudios, pero sus dotes naturales y espirituales de consejo y prudencia atraían a multitud de gente. Aunque hermano lego, fue, no sólo cocinero, sino también guardián de su convento y maestro de novicios.

San Benito el Moro nació en 1526 en San Fratello, antes llamado San Filadelfo, provincia de Mesina (Sicilia), de padres cristianos, Cristóbal Manassari y Diana Larcari, descendientes de esclavos negros. De adolescente Benito cuidaba el rebaño del patrón y desde entonces, por sus virtudes, fue llamado el «santo moro». A los veintiún años entró en una comunidad de ermitaños, fundada en su región natal por Jerónimo Lanza, que vivía bajo la Regla de San Francisco. Cuando los ermitaños se trasladaron al Monte Pellegrino para vivir en mayor soledad, Benito los siguió, y a la muerte de Lanza, fue elegido superior por sus compañeros.
En 1562 Pío IV retiró la aprobación que Julio II había dado a aquel instituto e invitó a los religiosos a entrar en una Orden que ellos mismos escogieran. Benito escogió la Orden de los Hermanos Menores, y entró en el convento de Santa María de Jesús, en Palermo, fundado por el Beato Mateo de Agrigento. Luego fue enviado al convento de Santa Ana Giuliana, donde permaneció sólo tres años. Trasladado nuevamente a Palermo, vivió allí veinticuatro años.

Al principio ejerció el oficio de cocinero con gran espíritu de sacrificio y de caridad sobrenatural. Se le atribuyeron muchos milagros.
Se le tenía en tal aprecio que en 1578, siendo religioso no sacerdote, fue nombrado superior del convento. Por tres años guió a su comunidad con sabiduría, prudencia y gran caridad. Con ocasión del Capítulo provincial se trasladó a Agrigento, donde, por la fama de su santidad, que se había difundido rápidamente, fue acogido con calurosas manifestaciones del pueblo.

Nombrado maestro de novicios, atendió a este delicado oficio de la formación de los jóvenes con tanta santidad, que se creyó que tenía el don de escrutar los corazones. Finalmente volvió a su primitivo oficio de cocinero. Un gran número de devotos iba a él a consultarlo, entre los cuales también sacerdotes y teólogos, y finalmente el Virrey de Sicilia. Para todos tenía una palabra sabia, iluminadora, que animaba siempre al bien. Humilde y devoto, redoblaba las penitencias, ayunando y flagelándose hasta derramar sangre. Realizó numerosas curaciones. Cuando salía del convento la gente lo rodeaba para besarle la mano, tocarle el hábito, encomendarse a sus oraciones. Dócil instrumento de la bondad divina, hacía inmenso bien a favor de las almas.
En 1589 enfermó gravemente y por revelación conoció el día y hora de su muerte. Recibió los últimos sacramentos, y el 4 de abril de 1589 expiró dulcemente a la edad de 63 años, pronunciando las palabras de Jesús moribundo: «En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu». Su culto se difundió ampliamente y vino a ser el protector de los pueblos negros. Fue canonizado por Pío VII el 24 de mayo de 1807.

El deslumbramiento de múltiples milagros, relevando maravillosamente, con el olor más apacible, celestial, hace que la mayoría de las muchedumbres numerosas de hombres y mujeres, acudan a los restos incorruptos de este santo que se conservan en la iglesia de Santa María de Jesús, en la ciudad de Palermo, se le invoca como patrón e intercesor particular.

Al entrar a la iglesia, a la derecha de la puerta principal, se encuentra la urna que custodia el santo cuerpo incorrupto de San Benito de Palermo.

FRAY JOSÉ MARÍA DE JESÚS YEROVI Y PINTADO


(1819 †1867)
Fiesta: 20 de Junio

Sacerdote quiteño nacido el 12 de abril de 1819, hijo de don Joaquín Yerovi y Camacho y de la Sra. Josefa Pintado y Camacho.
Presintiendo el llamado de Dios, el día 19, luego de reconciliarse pidió que le cantaran el "Tedéum", y al amanecer del día siguiente, 20 de junio de 1867, después de recibir la sagrada comunión, entregó su alma al Creador.
En 1954, ochenta y siete años después de su muerte, al instalarse el proceso apostólico para su beatificación, ante la presencia del cardenal quiteño Carlos María de la Torre se descubrió su tumba en busca de reliquias, pero un nuevo milagro se había realizado para dar fe de su santidad: El cadáver aún se mantenía intacto.

Dos años después de su muerte, el cuerpo incorrupto y flexible del Ilmo. José María de Jesús Yerovi, -en cumplimiento a lo dispuesto por S. S. el Papa Pío IX- fue exhumado de su tumba y sentado en la silla arzobispal de Quito, para ser investido como tal. Recibió entonces honores y plegarias

SIERVO DE DIOS JUAN MARÍA RIERA MOSCOSO


(1866 †1915)
Fiesta: 20 de Noviembre

Religioso nacido en la ciudad de Ambato el 28 de enero de 1866. Fue bautizado con el nombre de Carlos Antonio.

Con muchos sacrificios logró realizar sus primeros estudios en las escuelas de Ambato y Latacunga, y a los 15 años de edad entró de novicio en el Convento de Santo Domingo, en Quito, donde dos años más tarde emitió sus votos y cambió de nombre adoptando el de Juan María.

A pesar de su quebrantada salud continuó desempeñando su sagrada misión cristiana, visitando todas las parroquias, hasta que finalmente su cuerpo ya no pudo resistir las exigencias de su labor redentora, y murió en la ciudad de Guayaquil el 20 de noviembre de 1915.

Su Cuerpo Incorrupto se venera el la Catedral, en una urna de cristal. Guayaquil, Ecuador.

SANTA NARCISA DE JESÚS MARTILLO Y MORÁN





Fiesta: 8 de Diciembre
La Violeta de Nobol

En Octubre 29, 1832. Nació en Nobol, Ecuador.
se desempeñaban como campesinos y murieron cuando Narcisa era muy joven. La beata ecuatoriana, se trasladó a Guayaquil donde vivió por más de 15 años dedicada a la oración, al trabajo manual y a la caridad apostólica. A principios de 1868 viajo a Lima y allí continuó su vida virtuosa como seglar, alojada en la Casa de las Hermanas de la Orden Laical de Santo Domingo, hasta su muerte el 8 de diciembre de 1869. Su cuerpo fue trasladado a Guayaquil en 1955 y ahora permanece en su pueblo natal.
En 1955 su cuerpo incorrupto es trasladado desde Perú a Guayaquil, y en 1972 regresa a Nobol, lugar donde había nacido.

Fue beatificada el 25 de octubre de 1992 junto a los mártires de Barbastro por Juan Pablo II.
Canonización 12 de Octubre, 2008, por Benedicto XVI

www.oremosjuntos.com 

SANTA PAULA ISABEL CERIOLI



Urna que contiene el santo cuerpo incorrupto de la Santa Paula Isabel Cerioli, que se conserva en la Iglesia de la Sagrada Familia

(1816 †1865)
Fiesta: 24 de diciembre

Nació en Soncino, provincia de Cremona (Italia), el 28 de enero de 1816, en el seno de la noble y rica familia Cerioli. La bautizaron con el nombre de Costanza. Desde su más tierna infancia aprendió la severa lección del sufrimiento, pues su cuerpo era frágil y enfermizo. Estaba dotada de grandes virtudes espirituales, que su madre, con su sensibilidad, supo desarrollar. En especial le infundió la solicitud por la miseria, tan extendida entre la gente de los campos de Soncino.

De los diez a los dieciséis años fue enviada a estudiar al colegio de las Religiosas de la Visitación, de Alzano, en el que ya estaba su hermana Cecilia y donde destacó por su bondad y por la diligencia en el estudio. En el sufrimiento y en la soledad aprendió pronto a poner su confianza en Dios.

A los diecinueve años, el 30 de abril de 1835, en un matrimonio arreglado por sus padres, que ella aceptó como voluntad de Dios, se casó con un hombre de cincuenta y ocho años, Gaetano Buzzecchi, heredero de los condes Tassis. En las difíciles relaciones con su marido, enfermo y espiritualmente alejado, Costanza fue siempre generosa, paciente y dócil. Tuvieron cuatro hijos, tres de los cuales murieron casi al nacer, y el cuarto, Carlo, a los dieciséis años. Su deseo de maternidad había guiado y sostenido su ardua experiencia matrimonial. Al perder a sus tres hijos pequeños, dedicó todo su cariño al único que había sobrevivido. En esta relación puso en juego toda la original riqueza de su método educativo, que le serviría más adelante como instrumento valioso para su apostolado.

Dios le pidió también el sacrificio de su hijo Carlo, el cual se vio afectado por una grave enfermedad. A pesar de intentar curarlo con todos los medios posibles, poco después falleció. Sin embargo, antes de morir, le dijo estas palabras proféticas: "Mamá, no llores por mi próxima muerte, porque Dios te dará otros muchos hijos". Ella, meditando en la maternidad universal de la Virgen de los Dolores, comprendió que las palabras de su hijo Carlo se realizarían en una maternidad espiritual con respecto a los necesitados y los enfermos, especialmente los niños solos y abandonados. Pocos meses después de la dolorosa muerte del último de sus hijos, quedó viuda, a la edad de treinta y ocho años -su marido murió el 25 de diciembre de 1854-, única heredera de un ingente patrimonio. Entonces, entró en una crisis existencial, en la que sólo la sostuvo la fuerza de la fe y la ayuda espiritual de dos obispos de Bérgamo.


Con esta luz se dedicó a buscar el sentido de lo que le había acontecido y lo que Dios quería de ella. Y encontró su camino en el servicio desinteresado y generoso a los niños pobres.
Comenzó abriendo su rico palacio de Comonte a dos niñas huérfanas. Poco a poco fue aumentando el número de los niños abandonados que acogía y atendía, así como el de personas a las que encargaba de su formación y asistencia. La congregación de las Religiosas de la Sagrada Familia comenzó formalmente el 8 de diciembre de 1857, en Soncino, con la profesión religiosa de la fundadora, que cambió el nombre de Costanza por el de Paula Isabel. Pocos años después, el 4 de noviembre de 1863, puso las bases de la rama masculina, los Hermanos de la Sagrada Familia, que se dedican al trabajo y al apostolado en el campo.
Escribió personalmente las Constituciones de ambos institutos, que fueron aprobadas por el obispo de Bérgamo. Ella misma explica la vocación y el carisma de su congregación: "La humildad, la sencillez, el amor al trabajo, a imitación de la Sagrada Familia de Nazaret, formarán el espíritu propio de este instituto". En el centro de su espiritualidad está la caridad, subrayando una profunda relación personal con Dios. Consumó su débil salud en la asistencia caritativa y en la actividad religiosa.

Murió en Comonte, el 24 de diciembre de 1865, a los 49 años.
Fue beatificada el 19 de marzo de 1950 por el Papa Pío XII.
Finalmente, el 16 de mayo de 2004 fue canonizada por el Papa Juan Pablo II

BEATO SANTIAGO ALBERIONE


(1884 †1971)
Fiesta: 26 de noviembre

Giacomo Alberione (n. 4 de abril de 1884 en San Lorenzo di Fossano, Italia — † 26 de noviembre de 1971 en Alba, Italia), más conocido como Santiago Alberione fue un sacerdote católico. Fundador de la Sociedad de San Pablo y de la Sociedad Bíblica Católica Internacional.
Es patrón de los usuarios de Internet y de los medios de comunicación social.

Santiago recibió el bautismo al día siguiente de su nacimiento, y fue el más devoto de sus hermanos. A los 6 años de edad, un día de escuela, cuando le preguntaron qué quería ser de mayor, respondió «quiero ser cura», y desde entonces encaminó su vida hacia el sacerdocio. A los 16 años,en 1900, ingresa en el seminario de Alba, donde conoció a Francisco Chiesa, quien le acompañaría como amigo y consejero durante 46 años. El 29 de junio de 1907 es ordenado sacerdote, y comienza su vida dedicada al servicio «de la Iglesia y los hombres del nuevo siglo». En 1914 funda la Sociedad de San Pablo, así como otras congregaciones, instituciones y asociaciones.

Consciente de la importancia de la tecnología y los nuevos sistemas de comunicación, vincula su vida al servicio de la labor evangelizadora a través de estos medios. Creó una comunidad religiosa, la Sociedad Bíblica Católica Internacional, dedicada a la impresión de periódicos, revistas, libros, etc. con la intención de difundir la doctrina católica. Fue el impulsor de varias ediciones de la Biblia para todos los públicos.

El 26 de noviembre de 1971, a la edad de 87 años, y tras haber recibido la visita del Papa Pío VI, muere tras pronunciar sus últimas palabras: «Muero... rezo por todos, ¡Paraíso!» El 27 de abril de 2003, el Papa Juan Pablo II lo nombra beato.
El Colegio de Cardenales de la Santa Sede lo nombró Patrón de Internet.


VENERABLE MARÍA CRESCENCIA PÉREZ


(1897-1932)
Fiesta: 20 de mayo

El 17 de Agosto de 1897, nacía en San Martín, Provincia de Buenos Aires, María Angélica Pérez: 34 años más tarde moría en Vallenar (Chile), un viernes 20 de Mayo la Hermana María Crescencia Pérez.

Entre la aurora y el ocaso, una existencia enteramente vivida ¨en el nombre Del Señor. María Angélica vino al mundo de unos padres profundamente enraizados en la fe, llenos de confianza en la Voluntad de Dios, humanamente íntegros. En ese ambiente familiar de coherencia espiritual y humana, María Angélica fue bendecida por Dios con cualidades excepcionales y con ella fue bendecido el Instituto del Huerto y la Iglesia a la que durante 14 años sirvió.

En el año 1917 hizo su profesión religiosa inundada de paz interior. Esa paz estuvo precedida por sufrimientos diversos como la pobreza familiar y la muerte de su padre que se produjo el mismo día en que ella hizo su profesión religiosa. Aceptó esa muerte con generosidad y dolor contenido. Al consagrarse a Dios nació muy pronto un amor especial a la oración y una extraordinaria capacidad de sufrir. En su apostolado los más beneficiados fueron los enfermos y los pobres, podemos decir que vivió una auténtica vocación: los pobres. A los enfermos les enseñó que en el sufrimiento se esconde una fuerza especial que los acerca a Cristo. Hizo propias las esperanzas, las angustias y las tristezas de las personas que trataban con ella. El supremo mandamiento del Señor ¨Amaos los unos a los otros¨ había arraigado profundamente en ella durante los años de su consagración, vividos en fidelidad al carisma de la congregación. La devoción mariana resplandeció de un modo elocuente en su vida.

Amó y veneró a la Virgen con afecto filial. A ella recurrió en todo momento, especialmente en las situaciones de dificultad y prueba.
Sus fatigas y sufrimientos tuvieron como único objeto trasmitir el gran tesoro de la fe en Jesucristo, único Salvador del mundo.
En su incansable actividad a pesar de su corta vida, sembró una semilla que poco después de su muerte dio abundante fruto.
El amor a Jesús, a María del Huerto, a su Iglesia y al Padre fundador de su Instituto, San Antonio María Gianelli la fueron transformando y así abrazada y consumida por ese fuego interior entregó su vida a Dios. En el umbral del tercer milenio, el testimonio de santidad sencilla y cotidiana de María Crescencia, puede ayudar a muchos a ser como ella.

SANTA MARÍA GORETTI


«Pequeña y Dulce Mártir de la Pureza
(1890 †1902)
Fiesta 6 de Julio

Nació en Corinaldo, Italia, 16 de octubre de 1890, de una familia humilde. Su niñez, bastante dura, transcurrió en Nettuno (cerca de Roma), y durante ella se ocupó en ayudar a su madre en las tareas domésticas. Era piadosa y asidua en la oración. El 6 de Julio de 1902, a los once años de edad, fue amenazada con un punzón por Alessandro Serenelli, un joven que trató de abusar de ella. Ella prefirió morir antes que pecar. Durante su agonía perdonó a su atacante, quién, tras años de cárcel, se convirtió.

Canonizada por S.S el Papa Pío XII - Roma, Junio 24, 1950, la definió «Pequeña y Dulce Mártir de la Pureza».

El cuerpo de Santa María Goretti fue enterrado y se conserva en la Iglesia de Nuestra Señora de la Divina Misericordia en Nettuno (Italia), en donde se puede apreciar dentro de una urna de cristal. El cuerpo incorrupto de ella es absolutamente hermoso.

BEATO LORENZO DE VILLAMAGNA


(1476 †1535)
Fiesta: 6 de junio

Lorenzo nació en Villamagna, provincia de Chieti, hijo de Silverio de Masculis y de Pippa D’Eletto, el 12 de mayo de 1476. Ingresó muy joven en la Orden de los Hermanos Menores, donde se distinguió por la asiduidad en la oración, su amor a la pobreza y a la obediencia, su devoción a la Eucaristía y por el amor divino del cual estaba inflamado: desarrolló un intenso apostolado, fue muchas veces solicitado en las principales ciudades de Italia por su santidad y su profunda doctrina. Fue favorecido por Dios con el don de milagros y profecía. El siglo XV es el siglo de oro del franciscanismo. Los numerosos conventos, esparcidos un poco por todas partes, también en el fuerte y gentil Abruzzo, parecían colmenas, ricos en santos religiosos y ardientes apóstoles. En este feliz período Lorenzo plasmó su eximia virtud, tanto que emulaba a sus grandes cohermanos, el primero de todos San Juan de Capistrano, la gloria más brillante del Abruzzo, el incansable apóstol de Europa. Purificado por el dolor soportado con gran resignación, expiraba serenamente el 6 de junio de 1535, a la edad de 59 años, en Ortona a Mare.

Su cuerpo después de algunos años fue encontrado incorrupto. En 1829 fue colocado bajo el altar mayor en la iglesia franciscana de Santa María delle Grazie del lugar.

BEATA ANGELINA DE ESPOLETO


1377 †1435)
Fiesta: 14 de Julio

Angelina nació en Montegiove, cerca de Orvieto, en 1377. A los 15 años de edad se casó con Juan de Terni, Conde de Civitella. Dos años después Angelina quedó viuda y dueña del castillo y las tierras de Civitella del Tronto. La beata tomó entonces el hábito de la tercera orden de San Francisco y transformó su casa en una especie de comunidad de terciarias. Angelina y sus compañeras recorrían la región, predicando a los pecadores, socorriendo a los necesitados y exhortando a las doncellas a consagrarse a Dios. Angelina fue acusada de hechicería, a causa de la influencia que ejercía sobre las jóvenes y aun de herejía, pues se alegaba que su desprecio del matrimonio era claramente maniqueísta. Ladislao, rey de Nápoles, la sometió a juicio en Castelnuovo, decidido a condenarla a la hoguera, si la encontraba culpable. Angelina demostró la ortodoxia de su fe y la legitimidad de su conducta, y añadió: "Si he enseñado o practicado algún error, estoy dispuesta a sufrir el castigo correspondiente". Ladislao la declaró inocente; pero, como algunos seguían quejándose de las actividades de la beata y sus compañeras, acabó por desterrarlas del reino. En 1397, quedó terminado el convento y fue dedicado a Santa Ana. Angelina fue elegida abadesa de la comunidad, que constaba de doce religiosas. Según parece, ese fue el primer convento de terciarias regulares con votos y clausura. En 1399, Angelina fundó en Foligno, el convento de Santa Inés y más tarde, los de Espoleto, Asís y Viterbo. En vida de la beata fueron fundadas once más. Murió a los 58 años de edad.

BEATA MARIA MARGARITA CAIANI


(1863 †1921)
Fiesta: 8 de Agosto

La beata María Margarita, fundadora de las Franciscanas Mínimas del Sagrado Corazón, se distinguió por su espíritu de oración y de reparación, y por su intensa dedicación a las obras de misericordia en el campo de la enseñanza y la asistencia social.

María Margarita Caiani (en el siglo, María Ana Rosa) nació en Poggio Caiano, diócesis de Pistoya (Italia), el 2 de noviembre de 1863. Desde la infancia mostró una inclinación especial a la oración y a la práctica de la caridad. En 1893 entró con una amiga en el monasterio de las benedictinas de Pistoya, pero salió para atender a un enfermo grave, que rechazaba los sacramentos. Se dedicó a la educación e instrucción de los niños. Abrió una escuela, donde con una amiga enseñaba a los muchachos y muchachas los primeros rudimentos del saber y la doctrina cristiana. El 6 de noviembre de 1896 María Ana Rosa y dos jóvenes más dejaron sus casas para vivir en comunidad y dedicarse a la santificación propia, atender a la catequesis, al apostolado y a la enseñanza en la escuela, asistir a los enfermos y a los moribundos. En 1901 escribió las primeras constituciones. En 1902 vistieron el hábito religioso y María Ana Rosa tomó el nombre de sor María Margarita del Sagrado Corazón. En 1905 hicieron la profesión religiosa las seis primeras hermanas; María Margarita llamó a la pequeña familia Religiosas Mínimas del Sagrado Corazón. Pocos meses antes de morir la fundadora, la congregación fue agregada a la Orden Franciscana. Falleció el 8 de agosto de 1921. El instituto contaba ya con más de doscientas religiosas distribuidas en 21 casas.
La beatificó Juan Pablo II el 23 de abril de 1989.


SAN CHARFEL MAKHLOUF



El maronita, ermitaño.
Conocido también como Sharbel.
(1828 †1898)
Fiesta: 24 de Diciembre

Charbel modelo más perfecto de vida monástica
Nace en una humilde familia de campesinos de Beka'Kafra, aldea situada en el norte del Líbano, el 8 de mayo de 1828.
A los 25 años de edad deja la vida familiar para ingresar al monasterio de Nuestra Señora de Maifuk de la Orden Libanesa Maronita, en la región de Biblos. Debe escapar de madrugada ya que su familia se oponía a esta decisión con mucha resistencia.
Allí cambia su nombre por el de Chárbel (nombre de un obispo de la Iglesia de Antioquía martirizado a principios del siglo II, con su hermana Barbé).
Estudia Filosofía y Teología con su maestro espiritual, el padre Namtala el Hardini (beatificado pro Juan Pablo II).
Tras realizar los estudios eclesiásticos es ordenado sacerdote en 1859.
Lleva una vida de penitencia y sacrificios.
En diciembre de 1898 sufre un ataque de apoplejía durante la celebración de la Misa.
Muere el 24 de diciembre.
Es considerado el modelo más perfecto de vida monástica. Su cuerpo se mantiene incorrupto. Es canonizado el 9 de octubre de 1977.

Su cuerpo se ha mantenido incorrupto, sin la rigidez habitual, con la temperatura de una persona viva. Suda sangre, ocurren prodigios de luz constatados por muchas personas. El pueblo lo veneraba como santo aunque la jerarquía y sus mismos superiores prohibieron su culto formal mientras la Iglesia no pronunciara su veredicto.

El extraordinario caso de San Charbel Makhlouf

El libanés San Charbel Makhlouf fue enterrado sin ataúd, como está recomendado en la regla de su orden religiosa, la Orden Maronita Libanesa. (Monasterio de San Marón, Annaya, Líbano). En vida se le atribuía el poder de detener plagas y epidemias. Su cuerpo fue encontrado flotando en barro dentro de una tumba inundada, durante la exhumación llevada a cabo cuatro meses después de su muerte, tiempo suficiente como para permitir al menos una destrucción parcial. Después se le enterró en un nicho y, 23 años después, un religioso descubrió que el muro rezumaba una serosidad sanguinolenta. Desenterrado de nuevo, se comprobó que el cadáver continuaba intacto. Su cuerpo, que se ha preservado perfectamente como cuando estaba vivo, y flexible por más de setenta años, emite constantemente un bálsamo perfumado que ha sido reconocido como verdaderamente prodigioso.
El informe médico de 1952 dice:
"La delegación médica y científica no puede dejar de constatar la evidencia de los hechos, su carácter excepcional y la ausencia de toda intervención humana".

Se le volvió a dar sepultura y cuando fue inhumado de nuevo, se vio que el cadáver conservaba su flexibilidad, flotaba en la extraña serosidad y hasta conservaba su cerebro. La esposa de uno de los médicos resultó curada de un cáncer y otra persona de una epilepsia. Tal vez la manifestación más impresionante ocurrió en la misma tumba de San Charbel Makhlouf: Una luz que brilló fuertemente por cuarenta y cinco noches sobre la misma, fue presenciada por muchos pueblerinos y no desapareció hasta que se produjo la exhumación de su cuerpo, destapándose así los fenómenos antes mencionados y que todavía hoy pueden observarse.

SAN SALVADOR DE LA HORTA


Franciscano
(1520†1567)
Fiesta: 18 de Marzo

Nació en Santa Coloma de Farners (Girona) en diciembre de 1520
Humilde hermano profeso de la Orden franciscana, que nació en Santa Coloma de Farnés, provincia de Gerona, y murió en Cagliari (Cerdeña). En su juventud fue aprendiz de zapatero, y ejerció luego varios oficios en los diversos conventos a que fue destinado por los superiores, a consecuencia de los problemas que creaban los muchos milagros que Dios obraba por su medio.

Los Franciscanos en España resolvieron alejar a fray Salvador de este reino y se lo llevaron a Cagliari, en la isla de Cerdeña. Los dos años que San Salvador vivió allí fueron de felicidad para aquella ciudad, y murió en ella el día 18 de marzo del año 1567.

Los milagros continuaron en su sepulcro, y, cuando treinta y tres años después fue abierto con motivo del proceso de beatificación, se halló el cuerpo incorrupto. Fue beatificado por el papa Clemente XI el 29 de enero de 1711, y Benedicto XIII, el 15 de julio del año 1724, concedió que se celebrase su oficio con rito de doble en el día 18 de marzo, no sólo en toda la Orden franciscana, sino también en Cagliari, en Santa Coloma de Farnés y en Horta. La solemne ceremonia de su canonización tuvo lugar en Roma el 17 de abril de 1938, durante el pontificado de Pío XI.

SAN HERMIÓN, MÁRTIR


(†303)

Fue un soldado romano martirizado en la época de la persecución de Dioclesiano en el año 303.
Una reliquia excepcional, lo es, sin duda, San Hermión. Soldado romano que vivió en el siglo III de nuestra era.

Su cuerpo incorrupto fue donado por el Papa Pío VI en 1791 y desde el 12 de junio de ese año se encuentra a la expectación pública en el Templo Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.

En la parroquia de Santa Maria de los Lagos en la Ciudad de Lagos de Moreno, Jalisco, México

SANTA FRANCISCA JAVIER CABRINI


Madre de los emigrantes
Fundadora de las Misioneras del Sagrado Corazón.
(1850 †1917)
Fiesta: 13 de Noviembre

Nacida el 15 de julio de 1850, recibió en el bautismo los nombres de María Francisca, a los que más tarde había de añadir el de Javier.

Huérfana de padre y de madre, Francisca hubiera querido encerrarse en un convento, pero no fue aceptada por su delicada salud. Entonces aceptó el cargo que le confió el párroco de Codogno para que ayudara en un orfanatorio. La joven, graduada de maestra hacia poco tempo, hizo mucho más: reunió a algunas compañeras y formó el primer núcleo de las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón, orientadas por el espíritu de un intrépido misionero, San Francisco Javier. Cuando Francisca hizo los votos religiosos tomó el nombre del santo. Como él, hubiera querido partir también para China, pero cuando tuvo noticia del descuido y del drama de desesperación de los miles y miles de emigrantes italianos que descargaban en el puerto de Nueva York sin ninguna ayuda material ni espiritual, Francisca Javier no dudó un instante.

En 1911, la salud de la fundadora comenzó a decaer. Tenía entonces sesenta y un años, y estaba físicamente agotada. Pero todavía pudo trabajar seis años más. El fin llegó súbitamente. La madre Francisca Javier Cabrini murió durante uno de sus viajes a Chicago, el 22 de diciembre de 1917.

Su cuerpo se halla en la capilla de la "Cabrini Memorial School" de Fort Washington, en el estado de Nueva York. Fue la primera ciudadana americana cuya santidad fue públicamente reconocida.

Entre 1901 y 1913 inmigraron a Estados Unidos 4.711.000 italianos. Muchos los definían como una auténtica enfermedad social.

SANTA FORTUNATA, MÁRTIR

Patrona de Baucina
(281-287 †298-304)
Fiesta: 14 de Febrero - 14 de Octubre

Santa Fortunata, virgen y mártir, nació en Cesárea, Palestina, ciudad que solamente quedan ruinas en la actualidad. Es muy posible que haya venido al mundo en la penúltima década del siglo III del cristianismo entre los años 281 a 287 de nuestra era; las continuas persecuciones que sufrieron los cristianos por el Emperador Diocesano, en la llamada "Era de los Mártires", le tocó a Fortunata, al igual que muchos por su fe en Cristo, ser degollada un 14 de Octubre, entre los años 298 a 304 cuando sólo contaba con 17 años de edad, y cuyos restos se veneran con mucha fe en el altar de nuestra Catedral. La misma suerte corrieron sus hermanos Carponio, Evaristo y Prisciano en manos del inhumano Emperador.
Trasladado su cadáver al Cementerio de Calepodio en Roma, sus restos fueron exhumados quince siglos más tarde con autorización papal, y don Jaime Severine Canónigo de la Iglesia San Marco de Roma, custodio de las sagradas reliquias, donó el cuerpo de Santa Fortunata al Padre Fray Tadeo Ocampo, Comisario del Colegio de Propaganda FIDE de Moquegua, que se encontraba de visita en Roma a principios de 1796. Con los restos de la Santa se le dio también a Ocampo, un vaso con su sangre reseca por los siglos y las letras en originales en latín o sea la credencial de la autenticidad de Santa Fortunata. Con los sagrados restos, 23 religiosos y cuatro legos para su colegio de Moquegua, partió Ocampo del puerto español de Cádiz el 18 de octubre de 1796 en la nave mercante “Nuestra Señora de la Soledad”.

Llega a la ciudad de Moquegua después de dos años, luego de una travesia bastantes dificultosa (Río de Janeiro, Sao Pablo, Buenos Aires, Córdoba, Tucumán, Salta, Arica, Ilo y Moquegua), la entrada a la ciudad la realizaron por el “Portillo” en donde se levanto un arco de flores, alfombrándose además la calle principal para el paso de la Santa que, conducía en hombros por la matronas de Moquegua, fue seguida de una lluvia de flores y del místico recogimiento por el clero, congregaciones religiosas y toda la feligresía que se congregó e la entrada de la ciudad. Los restos fueron recibidos por Lorenzo Vizcarra moqueguano que hizo como párroco de la ciudad y también a nombre del Obispo de la Diócesis de Arequipa. Mons. Chávez de la Rosa, fue trasladado luego a la Iglesia de San Francisco, en donde durante ocho días fue objeto de cultos especiales por parte del pueblo.
En una Urna, con pintura de Pan de Oro, se encuentra el sagrado cuerpo artísticamente retocado con una capa de yeso, en la cual muchos estudiosos han acreditado la autenticidad del cuerpo de la Santa.

Santa Fortunata es la Virgen, único caso en el mundo, cuyo cuerpo presente ubicado en una urna se le venera con gran fe y devoción y es sacada en procesión desde 1798 cada 14 de octubre . (La fiesta se inicia en el mes de Octubre, entre los días 12 y 14).

SANTA ANGELA DE LA CRUZ


Fundadora de la Compañía de las Hermanas de la Cruz
(1846 †1932)
Fiesta: 2 de Marzo

La Santa de Sevilla
En Sevilla, el 30 de enero de 1846, nació María de los Angeles Martina de la Santísima Trinidad Guerrero González, "Angela". Familia sencilla, pobre y humilde. Familia cristiana, trabajadora.
La Madre Ángela de la Cruz, que murió el 2 de marzo de 1932, estará toda su vida pendiente de todas y cada una de sus hijas, y de cuantos acuden buscando su consejo y su apoyo.
El Papa Juan Pablo II la beatificó en Sevilla, el 5 de noviembre de 1982

El 4 de mayo del 2003 la canonizó en Madrid.
El pueblo la aclamó como "Madre de los pobres".

El 7 de mayo de 2003, el cuerpo incorrupto de la Santa es trasladado desde la Casa Madre hasta la Catedral, donde presidirá los actos en su honor, por la Canonización, regresando de nuevo el domingo 11 de mayo. Tanto en su traslado como a su regreso, una gran multitud de fieles y devotos acompañaron a la Santa, celebrándose numerosos actos en su honor y engalanándose los templos y calles del recorrido.

El cuerpo se trasladó en una urna donada por el Cabildo Catedral, portada a hombros por Hermanas de la Cruz y costaleros de la Hermandad de San Benito. Al salir del convento, la urna paso por una alfombra de flores realizada por la Hermandad de la Amargura para tan magna ocasión. Del 8 al 10, se realizó en la Catedral un Tríduo en su honor. El domingo 11, tuvo lugar en la mañana el Solemne Pontifical como culminación al Triduo, siendo por la tarde las la exposición al Santísimo y el baile de los Seises, se procedió al regreso.
Como datos curiosos decir que más de 100.000 personas visitaron el cuerpo incorrupto en la Catedral, calculándose en cerca de 400.000 las que acompañaron los traslados. Unas 200 hermanas participaron en los actos de la Catedral, quedando 20 de ellas custodiando el cuerpo. A los actos, acudieron Hermanas de la Cruz procedentes de numerosos puntos de España, viniendo incluso de Argentina o Italia.

El 15 de mayo, la Hermandad de la Amargura, que tiene como Titular a la Santa, traslado a la Virgen de la Amargura a la Casa Madre, celebrándose allí una función solemne el día 16, regresando la Dolorosa el día 17 a las 07:00 horas.

martes, 24 de mayo de 2011

SANTA PATRIZIA DE CONSTANTINOPLA, DE NÁPOLES


Santa Patricia (665) Virgen en Nápoles. Era nieta del Emperador Constantino el Grande, nació en Constantinopla. Fue educada en la corte, y siendo muy joven hizo voto de virginidad. Para poder permanece fiel a éste, huyó de la ciudad porque el emperador Costante II (668-685) quería imponerle matrimonio. Se embarcó para Nápoles acompañada de algunas personas de su servidumbre, luego llegó a Roma junto con Aglaia y otra joven y se puso bajo la protección del Papa Liberio, recibiendo el velo virginal, consagrándose desde entonces más particuarmente al servicio de la Iglesia.
Muerto su padre, Patricia volvió a Constantinopla y renunciando a toda pretensión a la corona imperial, distribuyó sus bienes entre los pobres y emprendió una peregrinación a Tierra Santa. Pero una terrible tempestad la hizo naufragar en las costas de Nápoles, justamente en la islita de Megaride (Castel dell’Ovo), donde murió después de una brevísima enfermedad.

Por celeste revelación de Aglaia, los funerales de Patricia se hicieron de forma solemne con la participación del obispo, del duque de la ciudad y de muchísima gente. El carruaje tirado por dos caballos sin guía, detuvo la marcha delante del Monasterio de Caponapoli de los Padres basiliani, dedicado a San Nicandro y Marciano, donde Patricia, al pasar por Nápoles en su precedente viaje a Roma, había indicado que reposarían sus restos.
Allí, las hermanas que la habían seguido, formaron una congregación bajo el nombre de Patricias o Hermanas de Santa Patricia.
El monasterio, trasferido por los monjes basiliani, quedó para las hermanas bajo la regla benedictina y tuvo varios siglos de vida gloriosa. A causa de eventos históricos y políticos, en 1864 las reliquias de la Santa fueron trasladadas al monasterio de San Gregorio Armeno, donde revestidos de cera están contenidos en una urna hecha de oro y plata y adornada con piedras preciosas, en la capilla lateral de la monumental iglesia del monasterio.
La población siempre acude a venerar a la Santa, asistiendo estupefacta al prodigio de la licuefacción de la sangre que mana de un diente conservado en un relicario. Durante varios siglos, la licuefacción de la sangre sobrevino con modalidades y tiempos diversos. Este milagro es menos conocido que la otra licuefacción que hay en Nápoles, la de San Jenaro, patrono principal dela ciudad.
Santa Patricia es la segunda patrona de Nápoles