lunes, 23 de mayo de 2011

SANTA EUFEMIA DE CALCEDONIA, MÁRTIR


(290 †303-304)
Fiesta: 16 de Septiembre

Esta joven nació en Nicomedia en la segunda mitad del siglo III.

Sus padres era, por lo que ve en su biografía, de origen noble y de mucha influencia en la ciudad.
La chica tuvo que luchar duramente para su conversión al cristianismo.
Una vez que lo consiguió y entró por la puerta de Jesús, le ofreció lo mejor que tenía, su propia virginidad para siempre, no como hoy, que algunas parejas se comprometen hasta que le dure el “rollo”.
Los paganos empezaron en seguida a sospechar de ella. Se preguntaban ante su actitud y comportamiento: ¿No será tal vez cristiana?
Celebraron una fiesta en honor del dios Marte.
Ella, por cuestiones de su fe, no asistió.
Entonces los paganos la denunciaron ante el juez. Y ya en su presencia, aguantó toda clase de insultos e insinuaciones sexuales.

Según el obispo san Asterión había en Calcedonia un cuadro en el templo que representa a santa Eufemia entregada a los soldados torturándola.

Una vez que la habían maltratado, la llevaron a la cárcel. La sacaron de allí para que fuera al foro con los animales salvajes, ahítos de devorar carne fresca. No le hicieron nada. Durante el concilio de Calcedonia, los padres conciliares confiaron en ella. Su cuerpo, recogido del mar, fue levado a Roma.

Es una de las mártires más veneradas de la iglesia griega, aunque si vida, es en gran parte legendaria; según ella, padeció el martirio un 16 de septiembre, probablemente de 303-304, cerca de Calcedonia (Turquía) por decapitación o por fuego. El culto se extendió hasta Italia y a muchas ciudades de Oriente y Occidente surgieron iglesias de Sanra Eufemia; una de las más conocidas es la de Santa Eufemia de Roma. En Ruán (Francia) se veneran reliquias de la santa; la cabeza se encuentra en Matei, en el Tirol
Desde 1969 la veneración se ha limitado al calendario regional.
Representación: principalmente en el martirio, con animales salvajes, con serpientes, con una espada clavada, con una palma o lirio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada